La garantía de los productos vendidos por TIELON se presta y establece en virtud de lo que dispone la Ley 23/2003, de 10 de julio, de garantías en la Venta de Bienes de Consumo, marco legal que tiene por objeto facilitar al cliente distintas opciones para exigir el saneamiento cuando el bien adquirido no sea conforme con el contrato, dándole la opción de exigir la reparación o la sustitución del bien, salvo que ésta resulte imposible o desproporcionada. Cuando la reparación o sustitución no fueran posibles o resulten desproporcionadas, el cliente podrá exigir la rebaja del precio o la resolución del contrato.

Los productos ofertados a través de TIELON son de primeras marcas y de la mejor calidad. No obstante, en caso de falta de conformidad del producto, se reconoce un plazo de dos años a partir del momento de la entrega para que el comprador pueda hacer efectivos sus derechos. Ahora bien, sólo en los 6 meses siguientes a la entrega se presumirá que la falta de conformidad ya existía en el momento de la entrega, correspondiendo al comprador probar, en los restantes 18 meses (esto es, desde el séptimo hasta finalizar los dos años) que el bien era no conforme, todo ello de acuerdo con el artículo 9 y siguientes de la mencionada ley.

El cliente deberá informar al vendedor de la falta de conformidad en el plazo de dos meses desde que tuvo conocimiento de ella.

Destacamos, sin embargo, que no se considerará falta de conformidad la que resulte de una incorrecta instalación del producto cuando esta instalación no haya sido contratada a TIELON. Por tanto, ten en cuenta que si decides instalar por tu cuenta un producto que requiere instalación, si surgiera cualquier problema y enviáramos al servicio técnico, y el problema fuera consecuencia de una instalación incorrecta, ni la reparación ni la asistencia del servicio técnico estarían cubiertos por la garantía. Para evitarlo, te recomendamos que contrates siempre el servicio de instalación y puesta en marcha.

TIELON tampoco se hará cargo de posibles daños que puedan resultar por mal uso, manipulación, o mal funcionamiento como corto circuito. La garantía no será válida en caso de factores externos al uso normal del producto, tales como subidas o bajadas de tensión, utilización de accesorios inadecuados o prohibidos por los fabricantes, caídas, agua, fuego o manejo incorrecto o abusivo por parte del cliente o por terceras personas no autorizadas por los fabricantes.

En todo caso, para cubrir la garantía el número de serie del producto a reparar deberá coincidir con los archivos en propiedad de TIELON.

Para regular los aspectos de la garantía comercial no recogidos en esta Ley 23/2003, será de aplicación el régimen contenido en la Ley 7/1996, de 15 de enero, de Ordenación del Comercio Minorista.

En caso de reparaciones de productos, recomendamos que el cliente acuda exclusivamente a los servicios técnicos oficiales (reconocidos y licenciados por los fabricantes).